Fantasmas, por David Trueba.

Fantasmas, por David Trueba, El País, 27 de septiembre de 2016.

http://elpais.com/elpais/2016/09/26/opinion/1474882313_388625.html

Fantasmas

Si hoy es martes, es un buen día para sentirse ofendido por lo que piensan o dicen los demás. Nos hemos acostumbrado a que el humor sea otro animal doméstico. Y como no nos gusta que nuestro perro nos ladre o nuestro gato nos arañe, tampoco queremos que el humor nos incomode. Queremos personas que sean mascotas sumisas en nuestro regazo. El cabreo generalizado porque la revista gráfica Charlie Hebdo haya dedicado dos viñetas humorísticas al último terremoto que asoló el centro de Italia y al niño Aylan muerto en las playas del exilio de los refugiados sirios puede deberse a este síndrome. Aunque también es posible que todo sea cuestión de desinformación, de ese modo superficial y pobretón con que se transmiten las novedades en el mundo hipercomunicado. No conviene que la sensibilidad emocional apague el espíritu crítico. Esto es algo a lo que recurre en muchas ocasiones quien no quiere que pienses. Pasa en el cine, en el deporte, en la política y en la guerra. Te voy a emocionar, pero a cambio me tienes que prometer que no vas a pensar.

La primera de las viñetas presenta a las víctimas italianas del nuevo terremoto como platos típicos de su cocina. En especial ha dolido el de la lasaña dibujada a partir de los edificios derruidos con sus víctimas aplastadas. A nadie le agrada un chiste sobre personas que han fallecido sin la menor culpa. Pero la viñeta no hace mofa de ellas, sino que apunta con tino a la responsabilidad de un país. En repetidas ocasiones, la mala construcción, la falta de previsión, el abandono de sus infraestructuras se ha cobrado la vida de muchas personas. Como ha demostrado la trama Mafia Capital, el dinero para los servicios sociales y la protección ciudadana se está desviando hacia el crimen organizado. Así que el chiste no iba dirigido contra las víctimas, sino contra los culpables, siempre guarecidos bajo el paño del luto nacional, de la conmoción trágica, del accidente inevitable.

El humor tosco de la revista torpedeaba la pena impostada por el niño Aylan. Atreverse a señalarlo como un futuro acosador de mujeres o como un terrorista señala directo hacia el duro corazón de quienes sabotean cualquier atisbo de humanitarismo promovido por la Unión Europea. Era un golpe directo y brutal a nuestra doble moral repugnante que está regando de votos a los Trump, Le Pen, Kaczynski, Zeman, Orban, Farage y demás líderes del nuevo nacionalismo que fabrica fantasmas a la medida de nuestro terror. El miedo provoca la desaparición de la piedad. Esos chistes golpean donde más duele. Como debe ser.

Anuncios
Leer Más "Fantasmas, por David Trueba."

La Jungla de Calais

Imágenes de Google Maps de 2016. No se aprecia ningún rastro de los campamentos temporales para refugiados de la Jungla de Calais. Parece que la imagen no corresponde con la realidad vivida en el lugar.

captura

captura2

 

 

Francia construirá un muro junto a ‘La Jungla’ de Calais para impedir el paso de migrantes, por Gabriela Cañas, El País, 7 de septiembre de 2016.

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/09/07/actualidad/1473269432_607764.html

La zona portuaria de Calais es un laberinto de vallas y alambradas para evitar la fuga de migrantes hacia el canal de la Mancha. Ahora, Francia y Reino Unido han iniciado la última fase: la fortificación de la autopista E-15 en su último tramo hacia el puerto. A un lado y otro de la ruta habrá dos vallas de cuatro metros de altura y un kilómetro de longitud. Cerca queda la Jungla, que ha alcanzado la cifra récord de entre 7.000 y 9.000 personas hacinadas sobre sus sucias dunas.

Operarios franceses colocan, este miércoles, alambres de púas en una valla del puerto de Calais

Francia se plantea la doble valla como un muro antirruido, pero también como un muro “anti-intrusión”. Según la Delegación del Gobierno en Calais, las obras se iniciaron ya a mediados de agosto y durarán cuatro meses.

Un kilómetro de la autopista que va desde el puente sobre la carretera de Gravelines hasta la entrada del gran complejo portuario quedará sellado. Hacia el lado exterior, los muros serán de hormigón y color gris. Hacia el lado interior que verán los automovilistas y transportistas serán decorados con plantas. Estarán iluminados y dispondrán de cámaras de vídeo para mantener una vigilancia permanente.

De esta manera, las autoridades de ambos lados del Canal esperan poder reducir drásticamente los asaltos a la autopista por parte de los migrantes. Según la policía, hasta treinta veces deben intervenir en una misma noche para dispersar a los grupos de personas que tratan de reducir la marcha de los camiones para introducirse en ellos y pasar la frontera.

El secretario de Estado de Inmigración británico Robert Goodwill ha recordado este miércoles al parlamento en Londres el plan de construcción de este muro, informa Reuters. Ambos países llevan años colaborando estrechamente en el control fronterizo en Calais basándose en los llamados acuerdos de Le Touquet. Londres, de hecho, paga el precio de la construcción de este nuevo tramo, que costará 2,7 millones de euros. Es parte de los 17 millones ofrecidos por el Reino Unido en marzo pasado para que Francia continúe frenando en su suelo a los que quieren llegar a territorio británico.

La nueva muralla se inicia cuando la tensión es máxima en la Jungla de Calais. Su población se ha duplicado durante el verano, a pesar del desmantelamiento parcial llevado a cabo el pasado mes de marzo. El Gobierno francés asegura estar dispuesto a acabar con este vergonzoso enclave, pero no ha fijado fecha alguna. Este lunes, ciudadanos de todos los sectores económicos de Calais bloquearon el acceso al puerto para protestar por una situación que eleva la inseguridad, argumentan, y daña sus intereses.

Francia construirá un muro junto a ‘La Jungla’ de Calais para impedir el paso de migrantes

Las nuevas vallas serán bien visibles desde la Jungla, como lo son ya hoy los muros y alambradas del puerto, el más utilizado por los transportistas europeos para cruzar el canal de la Mancha. Francia ha instalado viviendas modulares en el campamento para acoger a parte de los refugiados ahí establecidos, pero la presión ha estallado, multiplicando los problemas internos.

El número de peticionarios de asilo ha aumentando en Francia en los dos últimos años; de ahí la iniciativa del Ayuntamiento de París de construir un gran campo de refugiados. La mayoría de los que llegan a Calais han pasado primero por las calles y descampados de la capital en su camino hacia el Reino Unido.

 

Leer Más "La Jungla de Calais"